viernes, 10 de abril de 2009

Tengo cosas para decir. Es que ahora me la paso haciendo cuentas, buscando descuentos y localizando outlets. Y parece que me queda poco tiempo para ideas. Pero lo mejor de no tener plata o tener poca -o tener plata que no se puede utilizar para la compra compulsiva de ropa que se usa una vez y después se regala- es que te comprás sólo las cosas necesarias, dándote algunos gustos obvio, pero sin gastar inconscientemente. Por eso ahora sólo me emborracho una vez por semana, compro ropa de marca en outlets y me entero que carrefour tiene buenos descuentos con mi tan amada tarjeta de débito. Y soy feliz. Porque la verdad es que no me alcanza la vida para usar tanta ropa y la mitad de mi tiempo me la paso con el bellísimo uniforme de La Caballeriza. Y soy feliz. Sabés por qué?

Porque tengo un negro que me ama. Que me ama.

3 comentarios:

Lollipop dijo...

Me pone muy contenta por vos, de verdad. La cagada es que la que ligaba la ropa era yo :P

meki dijo...

Jajajaja....vas a seguir heredando....en cuanto esté más estable económicamente empiezo a gastar a lo loco!!

Millie Make Up dijo...

Jajaja!!
A mi tambien me pone muy contenta verte asi.

Besotes enormessss!
Te quiero mucho, Millie