lunes, 3 de noviembre de 2008

Analizame de nuevo. Se me sale un diente y la boca me sangra a morir. Pienso que soy fea con un diente menos y hago cálculos de cuánto podría salir una prótesis dental. Mi novio del momento no me da bola a pesar de que me estoy desangrando (no era ninguno de mis ex, pero por la actitud seguro era una personificación de todos ellos en uno). Le pregunto: "Flaco, ¿por qué no me das bola?" y me responde porque soy díficil (matate forro). La mamá de él y mi sis mayor están de acuerdo con él. Me empiezo a agarrar a las piñas con la madre pero después me disculpo y la ayudo a subir las bolsas del supermercado al auto. Me voy para mi casa que en realidad era el departamento donde vivíamos antes. Cuando entro, dos muchachos entran conmigo. Pienso que es mejor subir sola por la escalera (si hubiesen estado buenos me hacía fiesta en el ascensor...pero no). Eran sólo 2 pisos pero cuanto más subía, más lejos estaba de llegar. El último piso se convierte en una montaña rusa vieja y hecha mierda. Me subo a un carrito y comienzo el resto del trayecto en subida. Aparecen de nuevo los pibes, me frenan el carrito y me caigo. Mientras estoy en el aire uno de ellos empieza a volar a lo vampiro. Me choca en el aire. Me despierto.


Hace poco también soñé que hacíamos carreras cabalgando sobre labradores. Pero eso es lo único que me acuerdo.

2 comentarios:

Millie Unagi dijo...

Pronostico: LOCURA CRONICA
Y ojo con Luna, nada de querer ir a cabalgar!

meki dijo...

Jajajajaja...si...que onda con mis sueños?