miércoles, 30 de diciembre de 2009

Después de lo sucedido con la luz del pasillo de mi edificio, me di cuenta que camino con los ojos cerrados demasiado seguido.

Lo que pasó fue esto.

Resulta que...

La luz del pasillo de mi edificio estaba rota. No se mantenía prendida. Onda, no cumplía la función de luz de pasillo de edificio. Sólo prendía si te quedabas con el dedo en el botón, lo cual no era muy útil porque se me complicaba bastante subir las escaleras. La cosa es que tenía que subir 2 escaleras en plena oscuridad lo cual no fue para nada de mi agrado. La primera vez que tuve que subir, cada vez que llegaba a la siguiente luz la presionaba para poder memorizar la ubicación de los escalones. Luego me di cuenta de lo peligroso de esto. Me di cuenta que en la oscuridad podía estar siendo acompañada por algún espíritu maligno listo para asustarme onda película en cuanto presionara la siguiente luz. Y en cuanto viera a ese espíritu maligno asustarme onda película en medio de la escalera no iba a tener más opción que quedarme presionando el maldito botón hasta el resto de mis días (o hasta que otra persona entrara al edificio). Así que inteligentemente resolví que no debía apretar ninguna luz sino subir todo de corrido para evitar encuentros poco deseados. Más tarde me di cuenta que esta nueva estrategia para subir escaleras no estaba del todo libre de peligros. Podría haber estado subiendo los 2 pisos por escalera en plena oscuridad y alguna otra persona prendería la luz y el espíritu maligno que ansioso esperaba el momento justo se saldría con la suya y me asustaría onda película.
Así que, de nuevo inteligentemente resolví, que debía subir los 2 pisos por escalera en plena oscuridad con los ojos cerrados, llegar a la puerta de mi casa, intentar por 15 minutos poner la maldita llave en la cerradura, entrar a mi casa, prender la luz, sentirme a salvo y pensar con cierta perspicacia: Te cagué espíritu de mierda!!!

Resulta que...


No es la primera vez que cierro los ojos. También cierro los ojos cuando mi chico me lleva en bicicleta. Ya que realmente prefiero no ver cómo está manejando. Y alguna que otra vez mientras voy caminando con los anteojos de sol puestos, también voy con los ojos cerrados. Pero eso lo hago sólo por diversión.

2 comentarios:

Lollipop dijo...

Yo tambièn cerrarìa los ojos si mi chico me llevara en bicicleta. En realidad me lleva en auto, y es bastante peligroso, deberìa cerrar los ojos asì sufrirìa menos.
Besos y feliz 2010

Millie Make Up dijo...

Jajajajaja, no pensaste que si estas en la oscuridad y con los ojos cerrados, el espiritu de todas maneras te ve a vos y te puede perseguir hasta tu depto y despues estas con él encerrada en tu propia casa?... mmmm... yo pensaría una mejor estrategia.
Igual nada funciona, el espititu de casa esta encaprichado con seguirme cada vez que voy al baño a la noche... y mi pregunta es... por que no me sigue de día?. Evidentemente nos quieren asustar.... buuuuuuuuuuu